Rooibos, su origen como en todo, África …

El “Té Rooibos” o “té de arbusto rojo” como también se le conoce, es el nombre que recibe la planta sudafricana Aspalathus Linearis y que en idioma afrikáans significa “arbusto rojo”. El Rooibos es la bebida nacional en Sudáfrica y se cultiva en la Región de Cederberg. Una región en la costa occidental de gran belleza, que conserva un tramo intacto del océano Atlántico y montañas agrestes que se extienden desde Ciudad del Cabo hasta Namibia. Es famosa sobre todo por los miles de flores silvestres que brotan en esta zona durante la primavera (de agosto a noviembre) y que cubren la región formando un auténtico caleidoscopio de colores.

Rooibos no es té

El rooibos por lo tanto no tiene nada que ver con la planta de té, aunque como el té contiene muchas propiedades beneficiosas para la salud, se trata de una infusión no estimulante, ya que no contiene cafeína. Y estas cualidades, sus numerosas propiedades y el hecho de poder tomarlo en cualquier momento del día y a cualquier edad (muy beneficioso para ancianos y niños), hacen que el rooibos sea, hoy por hoy, una bebida muy popular en Europa.

Para su recolección se pelan solo los finos brotes de la rama del arbusto, siendo la calidad del producto final mejor cuanto más brillante sea el color rojo. En EnjoyHygge comercializamos, con la supervisión de la Ethical Tea Partnership, un rooibos de excelente calidad, repleto de largas agujas y un precioso rojo rubí. Te mostramos alguno de ellos: Rooibos Puro Bio, Rooibos Limón, Rooibos EnjoyHygge, Rooibos California Orange e Infusión Equilibrio:

 

rooibos puro bio   rooibos limón   rooibos enjoyhygge   rooibos california orange   infusión equilibrio enjoyhygge

 

Cómo preparar una taza de Rooibos

La preparación de una infusión de rooibos es muy sencilla: debes mantenerlo en infusión entre 7 y 10 minutos, con una temperatura del agua de 100ºC. Debido a la reducida proporción de taninos, la infusión mantiene su dulzor, incluso si se deja reposar durante más tiempo.

Honeybush y rooibos

El honeybush (arbusto de la miel), recibe su nombre del olor a miel de sus flores, y es muy similar al rooibos. Es habitual encontrar ambos mezclados. Aunque su sabor es algo más dulce y tiene más cuerpo que el rooibos. El honeybush fermentado clásico, tiene una ligera nota a miel y la infusión es clara y de color ámbar. Ambas son plantas medicinales utilizadas por las tribus sudafricanas desde tiempos inmemoriales para combatir los cólicos o proteger la dentadura. Pero fue el Dr. Nortier, médico y botánico, quien llevó las propiedades del rooibos, al laboratorio.

Una de las principales conclusiones de este médico, fue que el Rooibos y el Honeybush están compuestos por quercitina, sustancia que tiene como principal función en el cuerpo humano reducir la cantidad de histaminas, éstas últimas son las producidas en exceso en el organismos dan lugar a las alergías, dándonos esa molesta sensación de ojos llorosos, moqueo en la nariz, etc… pero el rooibos tiene más propiedades:

Propiedades

Alergias: Debido al aporte de antioxidantes y fitoquímicos, este actúa en el organismo como antihistamínico. Especialmente sobre los efectos de las alergias más comunes, como la alergia a la humedad, al polen o a algunos alimentos. Su ventaja frente a los medicamentos para alergias es que no produce somnolencia.

Trastornos digestivos e intestinales: Por sus propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas, alivia los dolores relacionados con los cólicos gástricos, las flatulencias o gases, el estreñimiento y la diarrea. Tomado después de las comidas, también sirve para ayudar a la digestión y evitar la típica acidez producida por la gastritis. Asimismo, es un buen remedio para calmar las náuseas y los vómitos.

Dentadura y huesos: el rooibos tiene un alto contenido de magnesio, fluor y calcio, tres sustancias que son indispensables para que la dentadura y que toda la estructura ósea se mantengan fuertes. Por este motivo, si tienes dientes propensos a las caries y huesos con riesgos de osteoporosis, puedes tomar este té como suplemento.

Envejecimiento: Su alto contenido de flavonoides, quercitina, vitamina C y otros antioxidantes hacen que el rooibos sea un excelente remedio para combatir los radicales libres. Estos cumplen un rol fundamental en el proceso de envejecimiento y en el desarrollo de varias enfermedades.

Problemas de la piel:  Debido a su poder antioxidante, al consumir regularmente  rooibos puedes aliviar algunas afecciones de la piel comunes, como la dermatitis del pañal, el eczema, las alergias y otros tipos de irritaciones.

Cargar minerales: proporciona hierro, potasio, calcio, zinc y magnesio al cuerpo. Es ideal como complemento dietético natural.

Alcalinidad del cuerpo: Uno de los beneficios del rooibos es el de ser un gran alcalinizante natural. Además, al no poseer cafeína, lo puede tomar cualquier persona que haga esta dieta (o que simplemente quiera combatir la acidez del cuerpo).

Y podríamo seguir: nutre el sistema nervioso (siendo muy efectiva como última infusión del día), ayuda en el rendimiento mental, mareos, insomnio, fatiga crónica. Inhibe la producción de cortisol. Regula el colesterol. Regula los niveles hormonales de los diabéticos, disminuyendo los niveles de azúcar en sangre. Es un diurético natural, que contribuye a la desintoxicación y purificación del cuerpo.

 

rooibos-ciudad-del-cabo

La luz es cálida y dorada.
Una manada de búfalos sale de entre los árboles y comienza a pastar.
Un bando de ibis sagrados se posa junto a ellos.
Saben que el movimiento de las grandes bestias asusta a los insectos
y los capturan con su largo pico curvado.
La paz inunda mi alma.

Parque Nacional Niokola Koba. Senegal.

Fotografías de Jose Nielfa.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la navegación. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
corazon

Suscríbete

Y recibe información interesante de Enjoy Hygge

Perfecto!