Té Oolong

A veces lo intermedio es simplemente lo más sabroso. Esto lo constatamos los seguidores del té Oolong, el cual en cuando a sabor y a proceso de elaboración, representa el punto intermedio entre el té verde y el negro.

El Oolong se elabora teniendo en cuenta un tiempo de fermentación exacto, mayor al té verde e inferior al té negro. El resultado: una bebida fascinante. Se considera un arte mayor el encontrar el punto perfecto para lograr el tono cobrizo de las hojas y detener el proceso de fermentación por medio de la evaporación o la oxidación.

El Oolong oscuro puede no solo estar en bodega durante mucho tiempo, sino que con los años va mejorando. Al igual que muchos vinos, el Oolong desarrolla su sabor únicamente mediante el proceso de añejamiento. A partir del tercer año en bodega, las hojas deben ser cuidadosamente tostadas cada año. El Oolong añejo pierde su contenido en cafeína, por eso resulta muy suave para el estómago.

Para una correcta elaboración de tu té Oolong, infusiona el té a una temperatura de unos 95ºC y deja reposar el té entre 3 y 5 minutos. Para encontrar el punto de infusión debes experimentar con tu paladar, para nosotros el punto intermedio es el justo, así que lo infusionamos durante 4 minutos. La infusión de Oolong pude repetirse varias veces con la misma hoja, pero recuerda que nunca debe secarse, se vuelve a infusionar mientras permanece aún húmeda.

Mostrando todos los resultados (3)

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la navegación. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
corazon

Suscríbete

Y recibe información interesante de Enjoy Hygge

Perfecto!